Autoridades estadounidenses informaron en las últimas horas que en el país se han registrado más de 50 muertes relacionadas con enfermedades respiratorias relacionadas con el vapeo.

En total suman 52 casos de decesos en 26 estados. El brote parece haber comenzado en marzo. La mayor cantidad de casos ocurrió en agosto y septiembre, pero se siguen reportando nuevos, incluidos 118 la semana pasada, señalaron las autoridades norteamericanas.

Los 52 decesos están entre los 2.409 casos de hospitalización que se han reportado en el país este 2019. La mayoría de los pacientes ha dicho a los médicos que vapearon productos que contenían THC, que es el ingrediente psicoactivo del cannabis.

Funcionarios de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC por sus siglas en inglés), informaron que habían reducido las opciones a un culpable: un compuesto químico llamado acetato de vitamina E que se ha encontrado en los pulmones de pacientes enfermos.