Jeanine Añez, presidenta provisional de Bolivia, anunció el sábado, 14 de diciembre, que en las próximas horas emitirán una orden de captura contra el expresidente Evo Morales, quien se encuentra en calidad de refugiado político, y sobre quien recae una investigación por los delitos de sedición y terrorismo.

La mandataria durante un acto militar le declaró a la prensa lo siguiente: «En los próximos días se va a emitir una orden de aprehensión porque nosotros hemos hecho las denuncias pertinentes».

Según Añez, Morales ha violentado las leyes de Bolivia, por lo que aclaró que de ocurrírsele al líder del MAS ingresar al país tendrá que rendir cuentas. “Él nunca ha respetado la Constitución”, recalcó Añez.

Como se recordará, Morales renunció el pasado 10 de noviembre, después de dos semanas de protestas tras los cuestionados resultados de unas elecciones generales. Su salida del poder se vio forzada cuando las fuerzas armadas le retiraron su apoyo.

Inicialmente se exilió en México, pero tras un fugaz viaje a Cuba, se trasladó a la Argentina donde radican sus hijos y donde el gobierno del peronista Alberto Fernández le ha otorgado protección en calidad de refugiado.