El Ejército de Liberacion Nacional (Eln) aseguró que las recientes masacres ocurridas en Colombia, podrían obedecer a retaliaciones a causa de la detención domiciliaria que ordenó la Corte Supre contra el ex presidente Álvaro Uribe.

El jefe negociador de la instutución, Pablo Beltrán,  dijo desde La Habana, que tal orden desató una situación de «ingobernabilidad en el país» y que grupos paramilitares cercanos al líder del Centro Democrático, son quienes están detras de los hechos que han dejado más de una decena de muertos, en su mayoría jóvenes.

 «Duque gobierna a nombre de Uribe (…) Si Uribe se fortalece, muere el proceso de paz. Si Uribe se debilita, tiene posibilidades el proceso de paz», precisó Beltrá en entrevista con la AFP.

En dicho diálogo el vocero también manifestó que «en Colombia se abrió una coyuntura especial el 4 de agosto, cuando decidieron llamar a juicio y colocar en prisión domiciliaria al expresidente Uribe, un hombre muy poderoso. Varios seguidores de él dijeron que iban a incendiar el país, después se incrementaron las masacres. No matan solo a excombatientes sino a sus familiares, no solo a líderes sociales sino a cualquier persona, universitarios celebrando un cumpleaños».

Cabe recordar que en medio de las especulaciones por lo ocurrido el pasado fin de semana en Samaniego-Nariño, el Eln fue el primer grupo armado en ser señalado, sin embargo, las cabezas de este lo desmintieron enseguida.

Respecto a ello Beltrán enfantizó en que «mo es cierto. Tenemos varios frentes en esta zona que son nacidos allí, nadie los mandó allá. Eso es en la frontera con Ecuador, zona de cultivos de coca donde los campesinos no tienen otra opción. A la gente le han preguntado (por los responsables) y dicen que es un grupo narcoparamilitar que se llama Los Contadores» (…) Ellos estaban en la zona del Pacífico y han subido a la cordillera, donde ocurrió esa masacre. Nuestra fuerza sí ha combatido con ellos porque su criterio de expansión es salir de la costa pacífica y subirse a la sierra. Pero son cosas del mes anterior, y la retaliación es atacar a las comunidades organizadas porque les atribuyen que son de influencia del ELN».