El rechazo masivo a la decisión de Pedro Castillo de disolver el Congreso de Perú que culminó en su destitución, el país tiene la primera presidenta mujer

El Congreso de Perú destituyó este miércoles a Pedro Castillo por “incapacidad moral” con 101 de 130 votos a favor, después de que el presidente anunciara la disolución de la Cámara y la instauración de un “gobierno de excepción” para evitar que lo sacaran del cargo. Castillo, en un mensaje a la nación, aseguró que su decisión de disolver el Congreso respondía a la “obstrucción” que ha enfrentado su gobierno por parte del Poder Legislativo.

La vicepresidenta Dina Boluarte asumirá temporalmente el poder en Perú,ya que ni las fuerzas militares ni la Policía respaldaron al presidente Castillo. A las 3:00 p. m. tomará juramento. Todo estaba en contra del líder de izquierda, que estaba ya muy golpeado por los múltiples escándalos y la pésima gestión de su gobierno.

Además de la disolución del Congreso, Castillo decretó el toque de queda a nivel nacional a partir de hoy, miércoles 7 de diciembre, desde las 10 p. m. hasta las 4 a.m. Por esa serie de medidas, los ministros peruanos de Economía, Relaciones Exteriores y Trabajo anunciaron su renuncia. Por su parte, el embajador peruano ante la ONU, Manuel Rodríguez Cuadros, presentó su “renuncia irrevocable” ante lo que llamó “el golpe de Estado producido en Perú”.