Por: J.J. Rubiano

De manera unánime la plenaria de la Cámara aprobó en segundo debate el proyecto de ley que convierte a la internet en un servicio público esencial en Colombia, tal cual como lo es el servicio de agua y energía eléctrica.

Este proyecto contó con la aprobación de todos los partidos políticos, tanto de Gobierno como independientes y de oposición y cuenta con el aval del Ministerio de las TIC.

La iniciativa del representante liberal Rodrigo Rojas, pasará al Senado para que sean discutidos sus dos últimos debates antes de ser ley de la República. El dirigente señaló que con su aprobación se obliga al Estado a garantizar el internet para reducir la brecha digital con la que se cuenta en varias regiones del país.

«El derecho a la conectividad e información debe ser de acceso universal y en ese sentido al declararse como servicio público esencial, se garantizan dos parámetros dentro de las políticas estatales para garantizar el derecho a la interconexión: la universalidad con tarifas asequibles y competitivas para que los niños de la ruralidad tengan acceso a internet», señaló el Congresista.

Lo que busca esta iniciativa, es crear herramientas legales para que el Estado genere la cobertura necesaria y que garantice el acceso a internet a todos los lugares del país especialmente las zonas rurales.

En su exposición en plenaria, el Congresista reveló que tan solo el 7% de los niños en la ruralidad del país tienen acceso a internet y añadió que han sido afectados en su educación por la pandemia. 

Otro proyecto de autoría del representante León Fredy Muñoz, busca establecer el mínimo vital gratuito de internet para las personas de bajos recursos.