El Bate de Plata de Dónovan Solano, el premio ofensivo más importante de las Grandes Ligas y la nominación de Gio Urshela al Guante de Oro en la MLB, han sido algunos de los reconocimientos al béisbol colombiano en la presente temporada. Ahora tendrá uno más: su Liga Profesional, que comenzará este 28 de noviembre, gracias a la reactivación del sector, liderada por el Ministerio del Deporte.

El encargado de presentar la LPB fue el propio jefe de cartera, Ernesto Lucena Barrero, quien este jueves lideró el acto de lanzamiento en el escenario que albergará la competición hasta finales de enero próximo: el moderno estadio Édgar Rentería, de Barranquilla, que se estrenó hace dos años para los Juegos Centroamericanos y del Caribe.

«La reactivación del deporte colombiano ha sido un propósito del Gobierno Nacional, el Gobierno del deporte, y ha resultado tan satisfactoria como responsable, cumpliendo con todos los protocolos de bioseguridad para preservar la salud de nuestros atletas, entrenadores, jueces y todos aquellos que hacen posible este regreso a la actividad», destacó el ministro, quien también dio una noticia importante para el desarrollo del béisbol en el país. «En enero comenzaremos con nuestro proceso de Talentos Colombia en el béisbol. Esto significa recursos económicos para ir a los rincones de todos los departamentos de la región Caribe, a buscar a los próximos Édgar Rentería o Gio Urshela», apuntó.

Lucena Barrero estuvo acompañado del director de Posicionamiento y Liderazgo Deportivo, Miguel Acevedo; el presidente de la Federación Colombiana de Béisbol, Jaime Antonio Char; el presidente de la División Profesional de Béisbol, Pedro Salcedo, y el pelotero de los Miami Marlins, Harold Ramírez.

La Liga Profesional de Béisbol tendrá la participación de cuatro novenas: Vaqueros de Montería, Tigres de Cartagena, además de Caimanes y Gigantes de Barranquilla. Cada equipo dispondrá de una nómina de 35 peloteros, 10 de ellos extranjeros. Serán 140 los que se den cita en la capital atlanticense. La mayoría de ellos, un 80 por ciento aproximadamente, están firmados por las organizaciones de las Grandes Ligas de los Estados Unidos, lo que garantiza un alto nivel competitivo.

Al igual que otros eventos que hacen parte del calendario de reactivación como la liga de baloncesto masculina en Cali, la femenina en Cali y la de voleibol, a realizarse a finales de este mes en Bogotá, la LPB se desarrollará bajo la figura de burbuja, en la que los equipos participantes tendrán lugares únicos de concentración y competencia. Por medidas de bioseguridad, no habrá acceso al público en el estadio Édgar Rentería, pero todos los partidos serán transmitidos en directo por televisión, a través de la señal principal y la señal HD2 de Telecaribe.

La primera fase regular, de todos contra todos, tendrá un total de 48 juegos; posteriormente, se realizará una ronda eliminatoria entre tres equipos, la cual constará de 12 juegos. Y, por último, la serie final entre los dos mejores equipos contempla siete encuentros, de ser necesarios, ya que el campeón será el que gane cuatro de ellos.

El campeón del certamen representará a Colombia en la Serie del Caribe, que se disputará entre el 31 de enero y el 6 de febrero de 2021, en el estadio Teodoro Mariscal de Mazatlán, México. Será la segunda ocasión en la historia de este evento, que reune a los campeones de las ligas invernales de República Dominicana, México, Venezuela, Puerto Rico y Panamá, que un equipo colombiano participe.

El apoyo económico de Mindeporte a la Liga Profesional de Béisbol será destinado a alojamiento y alimentación; implementación deportiva; transporte (interno, terrestre y aéreo); juzgamiento, además de servicios médicos y planes de seguridad.

«Es muy importante este respaldo que el ministerio del Deporte y la Federación le están brindando al béisbol colombiano, ya que la Liga ayuda a promover el futuro de un deporte que tanta gloria le ha dado al país y que se evidencia en la gran cantidad de peloteros en las Grandes Ligas», destacó Harold Ramírez, outfield de los Marlins de Miami y que competirá con Caimanes de Barranquilla.

Dentro del calendario de reactivación apoyado por Mindeporte, también están programadas en lo que resta del año, competencias en deportes como surf, porrismo, esquí y vela, entre otros.