Ejército denuncia que soldados fueron retenidos por campesinos en base militar en el Catatumbo

Ejército en Norte de Santander denuncia que campesinos cocaleros del municipio de Tibú retuvieron a más de 100 militares en la base militar de Caño Indio luego de una asonada cuando los uniformados se encontraban adelantando labores de erradicación de cultivos.

A través de un comunicado indicó que los uniformados fueron abordados por un grupo de 300 personas, quienes al parecer serían pobladores que se dedican a cosechar y cultivar hoja de coca. 

Estas personas “de forma amenazante, con palos y armas blancas tipo machete, obligaron al personal a dirigirse hacia la base militar de Caño indio, área rural de ese municipio, donde les han estado impidiendo salir de la base”, luego que tropas del ejército cumplía con labores de erradicación de cultivos ilícitos en la vereda Los Cuervos del municipio de Tibú, Norte de Santander. 

En el comunicado se asegura que los campesinos obstruyeron las labores legítimas de brindar seguridad a la población civil. “Simultáneamente, en el sector de las Palmas, otro grupo de aproximadamente 150 civiles pretende conducir a militares y policías hasta la base en mención, con el fin de concentrar al personal de la Fuerza Pública e impedir su movilidad, para lograr el control del área”, explica el comunicado.

La Institución asegura que esta no es la primera vez que sucede un hecho como este y además insta a la comunidad a no obstruir las operaciones militares ni agredir a los uniformados. El Comando hizo pública esta denuncia e hizo un llamado a las autoridades municipales para que se adelanten las acciones legales pertinentes por estos hechos violentos.

Lea aquí el comunicado completo