El cuarto jueves de noviembre de cada año, varios países de Norteamérica y algunos de Europa celebran el Día de Acción de Gracias, el cual es una fecha para agradecer por la abundancia y los cultivos según la historia de dicha ocasión.

Esta festividad es incluso más importante que Halloween y la Navidad en Estados Unidos, debido a que es la oportunidad para que las familias se reúnan aunque los separen miles de kilómetros. Se hace la Cena de Acción de Gracias, la cual consiste en la abundancia en la mesa y algo que no debe faltar, el famoso pavo relleno.

Lea también: Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, recordando a las hermanas Mirabal

¿Cuál es el origen?

Según El País, en 1620 un grupo de colonos británicos llegó en barco a Plymouth (Massachusetts). Era un centenar de separatistas que buscaba dónde practicar libremente su fe o la prosperidad del Nuevo Mundo. Más de la mitad murió durante el primer invierno. Cuando llegó la primavera, los supervivientes bajaron de la embarcación y los indígenas Wampanoag los ayudaron a cosechar la tierra y a sobrevivir.

En esos tiempos, las comunidades indígenas celebraban en otoño los éxitos de la recolección agrícola. Por lo que, en noviembre de 1621, cuando salió la primera cosecha de maíz de los peregrinos, el gobernador de la colonia Plymouth, William Bradford, organizó una cena en la que participaron noventa nativos americanos, según su propio relato y el del separatista Edward Winslow, publicado bajo el título Mourt’s Relation. La tradición fue documentada por dos testigos oculares que escribieron sobre el asunto: Bradford y Winslow.