Ecuador salió oficialmente este 1 de enero de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP). Una fuente del Ministerio de Energía y Recursos Naturales No Renovables ratificó hoy que la decisión del Gobierno radica “en los asuntos y retos internos que debe asumir el país, relacionados a la sostenibilidad fiscal”.

Ante la decisión, el ecuatoriano René Ortíz, exsecretario general de la OPEP, dijo a los medios que “no pasa nada” en los mercados, en la agrupación o en el país mismo.

“A Ecuador no le pasa absolutamente nada si sale de la OPEP. Ya lo hizo en 1993. Regresó en el 2007. Ahora lo vuelve a hacer. No le va a pasar absolutamente nada. La organización no tiene un esquema de retaliaciones para los socios que se van”, subrayó.

El Ministerio resaltó que con el Gobierno se planteó la tesis de aumentar la producción a 700 mil barriles pero no la cumplió. Señala que no cumplieron no porque la OPEP se los haya impedido sino porque no era capaz pues sostuvo que no tenían capacidad financiera ni tecnológica.