El proyecto de acto legislativo que reforma el sistema de control fiscal del país y otorga al contralor general de la República la función excepcional de control preventivo y concomitante y otras facultades fue aprobado en último debate por la plenaria del Senado.

El Senado acordó luego de un largo debate mantener las contralorías regionales y sus titulares serán elegidos mediante un concurso de méritos único y nacional con el objetivo de que no exista interferencia de las autoridades departamentales y municipales.

Se estableció también que no se eliminarán las auditorías y sus titulares se elegirán para un período de cuatro años. El período de cuatro año de los contralores no coincidirá en su elección con los comicios de alcaldes y gobernadores. Asimismo, se votó por la creación de una subcomisión para hacer seguimientos a lo aprobado en el proyecto de acto legislativo.

La novedad más resaltante de la reforma es la inclusión de un nuevo modelo de control fiscal preventivo y concomitante, así como la unificación de competencias de la Contraloría General de la República y las contralorías territoriales.