1.500 bonos alimenticios para familias con casos positivos o sospechosos de COVID-19, se han entregado en Montería en el marco de la implementación de la estrategia PRASS.

Así lo informó la Alcaldía, este martes, 4 de agosto, al explocar que las ayudas han sido distribuidas en los barrios que se han priorizado por el alto índice de contagios, mismos en los que se han hecho tamizajes para detectar casos más rápidamente.

«Con la estrategia #PRASS se garantiza el aislamiento en casa de los casos positivos o sospechosos. Hemos entregado alrededor de 1.500 ayudas de mercados a familias con casos positivos y/o sospechosos en los barrios donde hemos llegado con las acciones de Pruebas y Rastreo», trinó la administración.

Esta estrategia liderada por la ESE Vidasinú en articulación con las EPS de la ciudad, ha llegado ya a barrios como La Pradera, La Granja, Monteverde y hoy justamente está en el barrio Cantaclaro. También se desarrolló en el corregimiento San Anterito en donde el 53% de las pruebas realizadas dieron positivo.