Prisión domiciliaria para adultos mayores que cumplan sentencias, dependiendo de la gravedad del delito, ayudaría a descongestionar cárceles, dijo el Mandatario

El presidente Iván Duque se refirió este miércoles a las medidas que está trabajando su administración para enfrentar el hacinamiento en los sitios de reclusión del país, frente a la pandemia del COVID-19.

En este contexto, el Mandatario dijo, durante una entrevista con La W Radio, que la Ministra de Justicia y del Derecho, Margarita Cabello, “ha tomado una decisión, y es la declaratoria de emergencia carcelaria”.

Indicó que a partir de esa declaratoria se busca “solucionar una especie de congestión con personas mayores de 70 años, que no sean de delitos graves, como el abuso de niños u homicidios, sino buscar qué personas mayores 70 años están ya por cumplir su pena; qué personas mayores de 70 años están en delitos que son menores o de menor gravedad, para que puedan tener prisión domiciliaria”. Y añadió que “esas medidas ella las está adoptando”.

Señaló que de forma paralela a esas disposiciones, durante los próximos días “tenemos que seguir fortaleciendo los mecanismos de control, los mecanismos de higiene y los mecanismos de protección”.

Seguridad interna y externa

El Jefe de Estado, al referirse a la suspensión de visitas a los internos, afirmó que se trató de una decisión “muy dura” y recordó que inicialmente fue por diez  días, que “seguramente se prorrogan. Eso, obviamente, a quien está dentro de una cárcel, pues eso le exacerba los ánimos, y lo entendemos”.

Sin embargo, puso de presente que “hay unos bandidos, ‘vivos’, que han tratado de aprovechar las circunstancias para promover fugas masivas y han tratado de articularse, y también las autoridades han respondido y han tratado de evitar esa situación”.

Indicó que esto “nos lleva a que tengamos que garantizar, de manera muy bien estructurada, la combinación de lo que es la seguridad dentro de los centros carcelarios, los cordones de seguridad alrededor, tomar las medidas de descongestión y fortalecer los mecanismos de protección de salubridad, que no es fácil”.