Unos gritos desgarradores anunciaron la tragedia la mañana del lunes, 9 de diciembre, dentro de un grupo familiar que habita en la localidad de Engavitá, Bogotá, donde un joven de 19 años de edad asesinó a su padre por defender a su madre, quien era víctima de agresión física.

El muchacho se encontraba en una calle cercana a su vivienda cuando escuchó los gritos de auxilios desesperados de su progenitora, relatan medios de la capital.

El joven enfurecido corrió a la vivienda, ubicada en el barrio El Real, y enfurecido sacó un arma de fuego y le disparó en reiteradas ocasiones a su progenitor, de unos 50 años de edad, quien fue trasladado a un centro asistencial donde murió a las 6:00 de la tarde, pese a los esfuerzos médicos.

El señalado por la muerte escapó del sitio, pero minutos más tarde fue capturado tras un amplio despliegue policial que realizaron funcionarios de la Policía del CAI Villa Luz.

Al responsable de la muerte le hallaron el arma con la que es sindicado de cometer el crimen que ha causado mucha conmoción y opiniones retóricas en Bogotá y en las redes sociales.

El joven fue puesto a disposición de Fiscalía en la Uri de la Granja.