La música y la alegría por la celebración de un cumpleaños en una residencia de Nueva York, fue truncada por un tiroteo registrado la madrugada de este sábado, dejando dos personas muertas y 14 gravemente heridas.

La Policía local informó que de acuerdo a la versión de quienes atestiguaron la balacera, se trata de un sólo tirador, quien no ha sido sitiado, por lo que la búsqueda permanece activa en toda la jurisdicción de Ronchester, sitio específico en donde ocurrió el ataque.

«Esto es una tragedia donde individuos celebran fiestas ilegales en estas propiedades, algo que, en primer lugar, no es seguro por el riesgo de covid. Si a eso le añades el alcohol y la violencia se convierte en una receta para el desastre «, declaró el jefe de la policía local, Mark Simmons.

Simmons explicó que cuando él llegó al lugar con la comisión, atendiéndo a la denuncia que había recibido minutos antes, encontró a no menos de 100 personas corriendo colina abajo, huyendo de las balas.

Sobre las víctimas mortales se conoció que son un hombre y una mujer de 18 y 22 años respectivamente, mientras que respecto a los lesionados, trascendió que ninguno está en estado de gravedad.