Luego de conocerse sobre la primera masacre reportada la tarde del viernes, en Arauca, específicamente en el sector de El Caracol, en la frontera con Venezuela, los funcionarios a cargo de la investigación informaron que las muertes fueron atribuidas por disidencias de la Farc.

Los informantes acotaron que en la escena del crimen fueron localizados unos panfletos con el membrete de «Fuerzas Armadas Revolucionarias, de Colombia Ejército del Pueblo, Farc EP, en donde a puño y letra un hombre que se identifica como el comandante Héctor Aguilar, de la compañía Uriel Londoño, comienza por señalar que el quíntuple homicidios se registró el pasado miércoles.

En el escrito aseguran que se trataba de «cinco cuatreros que estaban robando ganado». También señalan que están haciendo «una limpieza de ladrones de ganado», y mencionan a unas personas.

El gobernador de Arauca, Facundo Castillo, lamentó el hecho y dijo que se avanza en el proceso investigativo y no se ha logrado determinar si las víctimas son de nacionalidad colombiana o venezolana.

Como se recordará, los cuerpos sin vida, de acuerdo con las primeras versiones, fueron hallados en un potrero, con las manos atadas y con signos de tener impactos de arma de fuego.