La Procuraduría General de la Nación advirtió que la deuda con las IPS privadas, públicas y mixtas del país asciende a más de $40.1 billones, lo que afecta gravemente la prestación de servicios médicos asistenciales y el derecho a la salud de los colombianos.

En informe preventivo, el Ministerio Público indicó que la deuda con las instituciones privadas es de $28 billones, con las clínicas y hospitales públicos de $11.4 billones, y con los establecimientos de carácter mixto, la cartera en mora es de $590.261.411.290.

Las Entidades Promotoras de Salud activas adeudan más de $19.5 billones. Las que registran los montos más altos de cartera son la Nueva EPS ($3.957.728.747.984), Medimás EPS ($2.181.093.604.499), Coomeva EPS ($1.685.145.256.324), Asmet Salud EPS ($966.227.371.206) y Coosalud EPS ($931.678.792.306).

La PGN identificó que las EPS inactivas o en liquidación tienen una cartera en mora de $4.6 billones, y que las cinco con mayores cuentas por pagar son Cafesalud ($1.394.369.003.057), Saludvida ($947.279.585.921), Saludcoop ($686.964.938.188), Empresa Mutual para el Desarrollo Integral de la Salud -Emdisalud- ($465.416.000.330), y la Caja de Compensación Familiar de Córdoba -Comfacor- ($308.188.756.278).

El ente de control estableció que la Administradora de los Recursos del Sistema General de Seguridad Social en Salud -ADRES- tiene cuentas que superan los $800 mil millones, y que las entidades territoriales adeudan más de $2 billones, siendo Bogotá el mayor deudor a la red pública y privada del país, con un saldo de $237 mil millones.

Frente a los recobros no PBS (Plan de Beneficios de Salud) el informe estableció que de los $8.6 billones radicados por las EPS entre abril de 2018 y febrero de 2020 se han pagado por giro previo $8 billones de pesos. Sin embargo, algunas EPS no han formalizado pagos por $1.5 billones.