Foto ilustrativa, no corresponde al hecho.

El traslado de los menores hasta Montería estuvo a cargo de la defensoría del Pueblo, la Alcaldía de Tierralta, la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) y la Gobernación de Córdoba


33 niños provenientes de Tierralta, específicamente de la comunidad de Koredó, etnia Embera Katío, han sido trasladados hacia Montería a fin de recibir atención médica especializada por la desnutrición que padecen, además de ciertos problemas cutáneos. 

Los menores, que comenzaron a llegar a la capital cordobesa desde el pasado jueves, 20 de febrero, están siendo atendidos en el Hospital San Jerónimo, la clínica Cardio Infantil y la Casa del Niño y tienen edades comprendidas entre un mes de nacido y 10 años. 

Ana Carolina Sánchez, defensora del Pueblo en Córdoba, hizo un llamado a la comunidad para que si tiene “algunos elementos de aseo o con cualquier tipo de ayudas con el tema de pañales y otros implementos”, se acerque a uno de los centros médicos antes mencionados y pueda colaborar con la causa. 

El traslado de los menores hasta Montería estuvo a cargo de la defensoría del Pueblo, la Alcaldía de Tierralta, la Corporación Autónoma Regional de los Valles del Sinú y San Jorge (CVS) y la Gobernación de Córdoba. 

Por su parte, el secretario de Salud departamental, Walter Gómez, explicó que “los niños, adultos y mujeres embarazadas asistieron a recibir la atención previamente coordinada y no de urgencias como se ha informado a través de algunas publicaciones. Así mismo, el secretario informó que los casos de atención a los menores indígenas están siendo manejados según los protocolos médicos de rigor”.