Mario Gómez, fiscal delegado para la Infancia y la Adolescencia, reveló en entrevista con medios nacionales que descubrieron una red que trafica con la virginidad de niñas colombianas y venezolanas.

El fiscal precisó que se han adelantado una 1.000 investigaciones sobre el caso, de las cuales unas 490 han sido comprobadas y de estas 112 han resultado en condenas.

Los proxenetas delinquen  en la zona fronteriza y se aprovechan de la situación de indefensión, vulnerabilidad y desamparo de los menores para ofrecerles una oportunidad.

Además, en el caso de Bogotá descubrieron que explotaban menores de nacionalidad venezolana en una lujosa whiskería en Chapinero.

De acuerdo con Gómez, esto sucede también en zonas donde hay cultivos ilícitos y donde hay participación de narcotráfico. En este sentido, indicó que este tipo de delincuentes son los que más demandan estos servicios.

Indicó también, que incluso se ha conocido que otros menores estarían reclutando a sus compañeros de colegio.