Este miércoles astrónomos internacionales dieron con un hallazgo que los dejó en estupor. Y es que en Marte, conocido como el ‘Planeta Rojo’, se encontró un gigantesco lago subterráneo, el cual ostenta de 20 kilómetros de ancho y está debajo de una capa de hielo marciano.

La información fue difundida a través de un informe publicado por la revista Science, en el que investigadores italianos plantean que se trata del cuerpo más grande de agua que se ha hallado en dicho planeta, lo que podría sugerir que existe más cantidad de ese líquido e incluso vida, posibilidad que lleva años investigándose.

«Este es un resultado asombroso que sugiere que el agua en Marte no es un riachuelo temporal, como fue revelado en descubrimientos previos, sino un cuerpo de agua persistente que crea las condiciones para la vida durante largos períodos de tiempo», dijo Alan Duffy, de la Universidad de Swinburne en Australia.

Según informaron expertos, el agua encontrada no es potable ya que además de estar a aproximadamente 1,5 kilómetros de profundidad con respecto a la superficie, es de consistencia fría y salobre y contiene una fuerte dosis disuelta de sales y minerales marcianos.

«Este es un descubrimiento de extraordinaria importancia, y aumentará la especulación sobre la presencia de organismos vivos en el planeta rojo», dijo Fred Watson, del Observatorio Astronómico de Australia, al tiempo que indicó que “sin embargo, se debe tener precaución, ya que la concentración de sales necesarias para mantener el agua líquida podría ser fatal para cualquier vida microbiana similar a la de la Tierra».