Un hecho lamentable sacude a Chile, toda vez que la madrugada de este martes, 10 de diciembre, se declarara como siniestrado al avión C130 Hércules, el cual despegó con 38 personas a bordo a las 16:55 horas (hora local de Chile) de la Base Aérea Chabunco de Punta Arenas (sur) con destino a la base antártica chilena Presidente Eduardo Fre Montalva, pero nunc a logró su cometido.

La nave debió aterrizar a las 19:17 hora de Santiago Chile y así no fue, la comunicación con los pilotos se perdió en su totalidad y la carga de combustible que tenía el avión solo permitía volar hasta las 00:40 del martes por lo que declararon el siniestro, reportó la Fuerza Aérea de Chile (Fach).

El general Francisco Torres detalló en una rueda de prensa que perdieron el contacto radial a las 18:13 horas (21:13 GMT) del lunes, cuando el avión se encontraba a 700 km de Punta Arenas y a 500 km de su destino en la Antártida.

Te puede interesar: http://www.lapiragua.co/tragedia-en-nueva-zelanda-un-volcan-entro-en-erupcion-de-manera-sorpresiva/internacional/

«El avión se da por siniestrado porque la autonomía de vuelo se cumplió. A las 00.40 se da por establecido que al avión se le acaba el combustible, por lo tanto este ya no se encuentra volando», explicó Torres.

Ante el escenario, las autoridades activaron el estado de alerta: desplegaron medios aéreos y marítimos de la Fuerza Aérea y de la Armada para la búsqueda del avión y rescate de sus pasajeros.

Entre los pasajeros, 15 son de la Fach, tres son miembros del Ejército y otros tres son civiles: dos personas de la empresa de ingeniería Inproser y una de la Universidad de Magallanes.

La aeronave cumplía tareas de apoyo logístico y trasladaba personal para la revisión del oleoducto flotante de abastecimiento de combustible de la base antártica chilena Presidente Eduardo Frei Montalva y para realizar tratamiento anticorrosivo de las instalaciones de la zona.