Zidane nunca echa flores a Vinícius. No lo hace públicamente y tampoco en privado. Le tiene siempre a raya para que no se crezca más de lo que debe. «Vinícius debe crecer a partir de la confianza en su juego, no de los elogios», comentan en Valdebebas quienes siguen de cerca las evoluciones del brasileños. Y la táctica, por lo que se ve, funciona, porque el brasileño es hoy mucho más futbolista que hace un año. Lo sabe él, lo sabe Zidane y lo saben sus rivales, que han pasado de reírse de los chistes que se hacían sobre él a temerle. Este Vinícius ya mete miedo.

Desde que Zidane se hiciera cargo de nuevo del Real Madrid el pasado 11 de marzo de 2019, Vinícius ha crecido en todos los sentidos. Es más profesional y exigente con su trabajo individual, cuidando al máximo su físico y su alimentación. Es más maduro y seguro de sí mismo. Y lo que es más importante, lee mejor el juego. Sin privarle de libertad y sin obligarle a renunciar a su estilo, Zidane le ha hecho ver que el fútbol no es sólo regate. Y Vinícius, ahora, maneja muchos más registros que antes sobre el terreno de juego, convirtiéndose en un jugador más peligroso. Zidane detectó al llegar al Madrid que Vini abusaba de pedirla al pie y encarar en cualquier situación, sin buscar la mejor jugada. Hoy, Vini sigue rompiendo rivales tras pedirla al pie, pero también explota más su velocidad buscando los espacios libres y dando opciones a los centrocampistas de que se la pongan al hueco. Pocos jugadores tiene el Madrid ahora mismo con esas condiciones.

Vinícius también frena para asociarse con los que le rodean, especialmente con Marcelo Benzema, dos de los jugadores con los que mejor se entiende. Y, sobre todo, esa pausa le empieza a ayudar para elegir mejor en el área. Gracias a las lecciones de definición con Zidane, también ha ganado en serenidad a la hora de chutar a puerta, como se pudo comprobar en el último duelo disputado en el Di Stéfano, ante el Mallorca.

SIN HAZARD VUELVE A SU SITIO

No hay ausencia buena y menos cuando el jugador que se pierde el partido es Eden Hazard, pero si hay un beneficiado del descanso del belga es Vinícius Junior, que será titular en su demarcación preferida:la izquierda. Nueva oportunidad, por tanto, para seguir reivindicándose como uno de los jugadores más en forma de la plantilla.

Vini ya aseguró tras el encuentro ante el Mallorca de la semana pasada que le encanta jugar al lado de Hazard y que tiene buena conexión con él. Fue la única vez que coincidieron en el once y el brasileño disfrutó, entre otras cosas porque sabe que si quiere ser titular en el Madrid debe adaptarse a jugar con el belga, intocable en el equipo blanco. Pero cuando el belga no está, Vini vuela más libre. Y es lo que le va a suceder hoy ante el Getafe.

Vinícius será junto a Benzema la referencia ofensiva del equipo blanco y Zidane, con el brasileño en plena forma, respira tranquilo. El francés ha sido posiblemente la persona más exigente con el habilidoso extremo, pero ahora mismo respira tranquilo cuando no está Hazard si sabe que puede contar con el brasileño, imparable desde el mes de febrero. Fue en el segundo mes del año cuando Vinícius empezó a echar la puerta abajo, haciéndose con la titularidad en dos partidos claves de la temporada antes del paron:ante el City y el Barcelona. Ante los culés salió por la puerta grande y ese partido, con gol incluído, supuso un antes y un después en la carrera de Vinícius en el Real Madrid.

Tras el parón, el brasileño es todavía más importante en el equipo, obligando a Zidane a romperse la cabeza para hacerle sitio en el once titular junto a Hazard. Lo hizo ante el Mallorca y el brasileño fue el mejor, pasando por encima incluso del belga, aún cogiendo la forma tras la grave lesión de tobillo sufrida. Ante el Espanyol, Vini fue al banquillo para ubicar a Hazard en su posición ideal, pero el 7 blanco no atraviesa su mejor momento y por eso Zidane ha decidido darle descanso esta noche pensando en el maratón de partido que le vendrá al Madrid en los últimos diez días de campeonato. Así que paso a Vinícius, cada vez con mejores números.

El ex del Flamengo ha participado ya en 33 partidos esta temporada, marcando cinco goles y dando cuatro asistencias. Se espera mucho más de él, pero la buena noticia es que esos goles y esas asistencias han llegado casi todas en este año 2020. Vini sigue creciendo y en el Real Madrid se frotan las manos pensando en el talento que tienen en nómina de cara al futuro. Recordemos:Vinícius Junior sólo tiene 19 años.

Con información de Marca.com