Mientras en Argentina están dudando si seguir siendo la sede de la Copa América, por la situación COVID-19, en Colombia han confirmado que nada ha cambiado y que el torneo está «más firme que nunca».

Así lo anunciaron recientemente el presidente Iván Duque y el ministro de Deporte, Ernesto Lucena, quines además informaron que el torneo se realizará sin público en los estadios.

Lucena manifestó en el programa Prevención y Acción, que la competencia se realizará siguiendo todos los protocolos de bioseguridad expedidos por la CONMEBOL, para garantizar «la reactivación emocional, económica y segura del país».



También detalló que este evento deportivo ha contado con una inversión de Mindeporte de 12.500 millones para dejar a punto los estadios y generar más de 5.600 empleos directos y alrededor de 16.600 indirectos.

La notictno le ha caído muy bien a buena parte del país, la cual considera que no es momento para realizar un campeonato deportivo, pues la pandemia no está dejando indicadores positivos.