Después de un año interrumpido, en el mítico Estadio Maracaná, Palmeiras se consagró con la Copa Libertadores 2020, luego de derrotar por 1-0 a Santos, gracias al gol de Bruno Lopes en los últimos minutos del partido.

Santos, dirigido por Alexi Stival ‘Cuca’, sin generar peligro, tuvo el mayor porcentaje de la posesión. Con el venezolano, Yeferson Soteldo, por el sector izquierdo, y con Marinho por el costado contrario, el peixe buscó las formas para atacar el pórtico del verdao.

Sin embargo, la defensa de Palmeiras, liderada por el paraguayo, Gustavo Gómez, impuso su tenacidad y con vehemencia defendió su área, a la espera de una jugada de contra que le permitiera acercarse al rival.

Justamente, la acción más ‘clara’ llegó en el minuto 36, luego de una buena jugada colectiva en la que Marco Rocha filtró un balón, a la espalda de los zagueros de Santos, para asistir a Raphael Veiga, quien se desprendió de su posición y en velocidad remató cruzado con pierna derecha. No obstante, el disparo se fue desviado y pasó sin mayor riesgo por el palo derecho del arquero, John.

Con tres remates para Palmeiras y uno para Santos, ninguno con dirección al arco, finalizó el primer tiempo en el Maracaná.Luego de la charla del entretiempo, el juego, en la segunda mitad, mejoró. Con ambos equipos más intensos y con propuestas ofensivas, sobre el minuto 59 llegó la primera gran aproximación.

Una jugada preparada, comandada por Marinho, dejó a Lucas Veríssimo muy cerca de abrir el marcador. El defensor atacó el segundo palo con categoría, pero su salto no fue suficiente para alcanzar el balón y darle la dirección correcta, su remate de cabeza pasó ligeramente desviado del arco defendido por Weverton.

Minutos más tarde, Palmeiras respondió y, con un disparo de Raphael Veiga, encendió las alarmas en el peixe. El potente remate del volante se fue por arriba del travesaño.Sobre el minuto 75, Santos volvió a llegar, luego de un fuerte remate de media distancia de Diego Pituca. El lanzamiento con pierna derecha iba con dirección al arco, pero fue bien atajado por el golero del verdao, quien despejó el esférico y en el rebote, Felipe Jonatan, envió el balón por encima del larguero.Contra todo pronóstico, luego de 90 minutos con poco fútbol y espectáculo, en los minutos de adición, Palmeiras dio el golpe y anotó el gol de la consagración.

Un gran centro desde el costado derecho de Rony le permitió a Breno López imponerse en el área, para sacar un soberbio cabezazo y marcar el gol de la victoria. Con Felipe Melo en cancha para defender el 1-0, el verdao, dirigido por el portugués Abel Ferreira, derrotó a Santos por la mínima diferencia y se llevó la segunda Copa Libertadores de su historia.