Este martes, sólo algunas horas después de conocerse que la Diprobeisbol tomó la decisión de suspender a Ozney Guillen, manager de Vaqueros, por lo que resta del torneo de la Liga Profesional de Béisbol Colombiano, la junta directiva del equipo informó que asumirá labores gerenciales dentro de la organización.

Además, anunciaron que Ángel Tovar fue designado como manager encargado y contará con una junta de coaches que complementarán la labor en el dugout. Los directivos de Vaqueros dieron su respaldo a Guillen ante lo que consideran una sanción “injusta” y emitieron el siguiente boletín:

La cuarta expulsión que acarreó la suspensión del venezolano, hijo del ex grandeliga Oswaldo Guillen, habría sido por denunciar situaciones en el arbitraje como que hay umpires de Cartagena sino sólo de Barranquilla, el cambio de reglas para esta temporada -entre ellas la opción de suspensión que no existe en ninguna otra liga-, entre otras.

Respecto al nombramiento, el alcalde de Montería, Carlos Ordosgoitia, se pronunció en su cuenta de Twitter para respaldar a Guillen asegurando que desde este nuevo cargo seguirá llevando al equipo a la victoria.