Un torneo atípico, así como muchos que se han realizado en diferentes partes del país y el mundo, se llevó a cabo en la vereda Santa Fé del Pirú, de Tierralta, donde el equipo de Manzanares Valencia se alzó con el título de Campeón, venciendo dos de los tres partidos de la final a la novena Venado también de Valencia. 

El campeonato regional contó con la participación de ocho equipos como Batata, Las Parcelas, El Brillante, El Rosario, Zaino, El Reposo, El Pirú y los dos finalistas.

La premiación de este certamen fue por parte de la gobernación de Córdoba, a través de INDEPORTES y representado en esta comunidad por William Lozano, dónde se  incentivó desde el espectador más fiel hasta el campeón.