El Manchester City hizo historia este martes al superar 2-0 al París Saint-Germain (PSG), cerrar 4-1 el marcador global y clasificarse a la final de la Champions League.

El equipo local arrancó el encuentro apostando por su típica presión alta para complicar la salida del elenco francés que pese a esto pudo armar juego desde el fondo y generar juego ofensivo interesante, sobre todo con Ángel Di María como principal herramienta de desequilibrio.

El resto de la primera mitad transcurrió lejos del arcos en su mayor parte. Los de Pep Guardiola le otorgaron la tenencia del balón a sus rivales y pusieron a prueba su otra faceta: la defensiva. El PSG se adueñó del balón pero no pudo en ningún momento penetrar las líneas del City, que lejos de replegarse se paró firme en su campo y mantuvo una insaciable presión para robar la pelota y generar un contragolpe que sirvió como lección de cómo se debe defender para no sufrir.

En el complemento, el PSG intentó algo más, adelantando sus líneas, pero le costó poder doblegar a un Manchester City que hizo un trabajo defensivo prácticamente perfecto porque no permitió que su rival encuentre espacios y patee con comodidad al arco de Ederson. Así, logró el 2 a 0. Fue en un contragolpe a toda velocidad y con precisión ideal encabezado por Phil Foden y Kevin De Bruyne por la izquierda que terminó con un centro raso del inglés hacia el otro palo para que nuevamente Mahrez, libre por derecha, defina de zurda con el arco a su merced.

El segundo tanto cargó de impotencia al cuadro francés que en ningún momento pudo aprovechar su jerarquía individual ni sus armas de ataque colectivas y este cúmulo de sensaciones, al verde superado por el Manchester City que no perdonó en las pocas situaciones que tuvo, terminó siendo letal. Antes de los 25 minutos, Ángel Di María, que fue a buscar una pelota para jugar rápido un lateral, le dio una patada a Fernandinho en una acción asilada y fuera de los límites del terreno, por lo que vio la tarjeta roja y dejó a su equipo con diez hombres.

De esta manera, con el 4-1 en el global, el Manchester City eliminó al PSG y se clasificó a la final de la Champions League por primera vez en su historia. El 29 de mayo se medirá en Estambul ante el ganador del duelo entre el Chelsea y el Real Madrid que este miércoles se verán las caras en Londres tras haber igualado 1-1 en el choque de ida en España.