James Rodríguez demostró este sábado por qué es digno de estar en las filas del Real Madrid. Y es que, pese a que el técnico Zinedine Zidane sólo lo tomó en cuenta como suplente y lo hizo entrar al campo para disputar los últimos minutos de partido, el colombiano se lució con un gol que llevo al equipo merengue a derrotar 4-2 al Granada, haciendo con tres puntos.

El Real Madrid llegó a colocarse con un 3-0 en el marcador, tras los goles del francés Karim Benzema (2), del belga Eden Hazard (45+1) y del croata Luca Modric (61), pero el Granada, que le disputaba el liderato al equipo local, se situó 3-2, tras los goles del venezolano Darwin Machís (69, de penal) y del portugués Domingos Duarte (77).

Con 18 puntos, el equipo blanco aventaja en cuatro al Granada (2º) y se asegura llegar a la tregua internacional de la próxima semana como líder del campeonato español.

Rodríguez volvió a marcar con la camiseta del Real Madrid 882 días después, y lo hizo precisamente frente al último equipo al que le anotó antes de emprender su etapa en Alemania.