El futbolista Fredy Guarín fue ingresado con lesiones leves a una clínica después de protagonizar una riña en Medellín en la que tuvo que intervenir la Policía, según informaron las autoridades este jueves.

Los padres del centrocampista colombiano llamaron a las autoridades para denunciar un supuesto caso de violencia intrafamiliar.

En videos publicados en redes sociales se ve cómo uniformados de la Policía retiran de una vivienda, en medio de forcejeos, a Guarín, que se observa bastante alterado.

El director de la Policía Nacional, mayor general Jorge Luis Vargas, manifestó que «estamos pendientes legalmente frente a las acciones que se van a iniciar por parte de la familia. Nosotros ya estamos procediendo como lo indica la norma, el Código Nacional de Seguridad y Convivencia, y estamos a la espera porque se requiere denuncia», afirmó.

Guarín, quien tenía sangre en la ropa que vestía, también protagonizó una fuerte discusión con los policías que lo trasladaron hasta una clínica en la localidad vecina de Envigado.

«Allá tuvo un comportamiento no acorde y empezó a agredir tanto verbalmente como físicamente a los policías y al personal médico y enfermeras. Tocó nuevamente reducirlo a través del uso legítimo de la fuerza para que fuera atendido», aseguró el comandante de la Policía del Valle de Aburrá, general Pablo Ruíz.