El duelo que la Juventus le ganó al Inter por 2 a 1, gracias al cual le arrebató la cima de la Serie A de Italia tuvo pleno acento argentino. Paulo Dybala y el ingresado Gonzalo Higuaín anotaron los goles para el vencedor, mientras que Lautaro Martínez había anotado el empate parcial.

El portugués sorprendió al delantero argentino mientras dialogaba con los medios tras la victoria de la Juventus 2-1 ante el Inter por la Serie A de Italia.

Tras la victoria, el delantero cordobés, de 25 años, dialogaba con Sky TV en la zona mixta del estadio cuando detrás suyo pasó  Cristiano Ronaldo, quien le estampó un beso en la mejilla derecha que provocó una sonrisa en Dybala y descolocó al periodista encargado de la nota, que dejó de preguntar, hizo un silencio y relató, sorprendido: “Un beso de Ronaldo”.

Pero la broma no terminó en Cristiano. Segundos después del beso de la leyenda portuguesa, apareció detrás suyo el defensor Leonardo Bonucci. Se acercó lentamente y le dio un beso en el cuello, que ya no sólo sorprendió al periodista, sino también a Dybala, quien se rió, se quitó el auricular y se lo dejó al experimentado zaguero, para que continuara con el contacto con la prensa.