Ya es oficial. Los organizadores de los Juegos Olímpicos Tokio 2020, aplazados para este 2021, han anunciado que el acontecimiento deportivo más importante del año se desarrollará sin la presencia de espectadores de fuera de Japón, como medida para contener la propagación de la pandemia de la COVID-19.

La medida la ha confirmado este sábado la ministra a cargo de los JJ.OO., Tamayo Marukawa, al término de una reunión con los presidentes del comité organizador de Tokio 2020, el Comité Olímpico Internacional (COI), el Comité Paralímpico Internacional (CPI) y la gobernadora de Tokio, informa Efe.

El comité organizador explica en un comunicado que las partes se habían comprometido a tomar una decisión definitiva en estas fechas, para clarificar la situación y permitir también avanzar en la organización de los Juegos y en los planes de todas las personas que estaban pendientes de ello.

Tokio 2020 –que mantiene esa denominación comercial a pesar del cambio de año– añade que la evolución de la pandemia, con la aparición de nuevas variantes y las restricciones de movilidad impuestas en casi todo el mundo, hacía «muy improbable poder garantizar» la entrada de tantos turistas este verano en la capital japonesa.

Como parte de sus medidas para contener la pandemia, Japón mantiene sus fronteras cerradas a la llegada de visitantes extranjeros desde finales del pasado diciembre y hasta nueva orden, y solo permite el acceso al país de los ciudadanos nipones o residentes extranjeros.