Chelsea dejó en el camino al Real Madrid, luego de ganarle 2-0 en Stamford Bridge, en las semifinales de la Champions League . El marcador global fue de 3-1, a favor los ingleses.

La primera anotación de los ‘blues’ fue obra de Timo Werner, luego de recoger un rebote en el ´área chica de los ‘merengues’ y sin ningún defensa rival que lo incomodara. A partir de ahí, los dirigidos por Thomas Tuchel se dedicaron a resistir el marcador.

Por su parte, los ‘merengues’ intentaron llegar a la paridad durante todo el segundo tiempo, arriesgó, pero no fue concreto en el último cuarto del terreno de juego, donde Édouard Mendy terminó siendo figura para los locales.

Sobre los últimos minutos del cotejo, el juvenil Mason Mount sorprendió a los centrales de los españoles y los anticipó tras un gran pase de Christian Pulisic para anotar el segundo y definitivo gol para Chelsea.

Así, la sequía de triunfos de la ‘casa blanca’ en la Champions League no se cortó en esta temporada y ahora pondrá todas sus fuerzas en la liga española, donde lucha por el título con Atlético de Madrid y el Barcelona.

La final la jugarán Manchester City y Chelsea, el próximo sábado 29 de mayo, en Estambul, Turquía.