Luego de la polémica que se desató en Colombia por la aprobación, en plena emergencia económica, de aumento al salario de los congresistas, la bancada uribista emitió un comunicado en el que solicita que dicho aumento no se haga efectivo aún, lo extraño es que durante una sesión de la comisión primera del senado en la que se hablaba que los legisladores no cobraran gastos de representación por estar trabajando de manera virtual, el CD se opuso.

En el escrito, el partido político solicita directamente al presidente, Iván Duque, no firmar el decreto que establece un aumento salarial de más del 5 % para los congresistas y, por el contrario, propone que dichos dineros sean destinados para «ajustar los salarios del ciudadano de a pie».

En la comunicación, el Centro Democrático recuerda que desde el año 2016 ha insistido en iniciativas legislativas que buscan congelar el salario de los congresistas.

Cuando inició el asilamiento preventivo obligatorio, la colectividad propuso al Gobierno gravar, durante tres meses, el salario de congresistas y altos cargos del Estado con un impuesto del 20%, iniciativa que fue acogida por el presidente Duque.