Cuando la gran mayoría piensa que llegar a los 80 ya es estar pisando un cementerio y que las esperanzas de seguir disfrutando de la vida se han agotado, aparece ésta enérgica abuelita, que comprueba una vez más que “el amor no tiene horario, ni fecha en el calendario cuando las ganas se juntan”.

Hattie Retroage no es la típica abuelita. A sus 83 años de edad, la señora de la tercera edad se jacta de ser una cougar, una mujer que atrae la atención de hombres mucho más jóvenes que ella, pero su método para “ligar” se ha tenido que adaptar a los gustos de la generación millennial, y vaya que le ha rendido frutos.

Ella asegura que desde que hace uso de la aplicación Tinder ha tenido relaciones sexuales con más de 50 jóvenes en ocho meses. Manifiesta que está cerrada a que su sexualidad se marchite y confiesa que el hombre más joven con el que se ha acostado ha sido de 19 años de edad.

La abuela sorprende a cualquiera y dice confiada que no tiene complejos con su cuerpo  porque fue bailarina profesional. Añade que estuvo casada por más de 25 años y comenta que tuvo una vida sexual maravillosa con su ex pareja.