La Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló este lunes, 9 de septiembre, que una persona se quita la vida cada 40 segundos en el mundo, lo que representa una mortalidad superior a los decesos registrados durante las guerras anualmente.

La OMS indicó que los métodos más comunes de suicidios son el ahorcamiento, el envenenamiento y los disparos. Ante esto, la Organización instó a los gobiernos a crear planes de prevención para ayudar a la gente a lidiar con el estrés que en muchas ocasiones ocasionan la implementación de estos métodos para quitarse la vida.

«El suicidio es un tema de salud pública global. Todas las edades, sexos y regiones del mundo son afectadas y cada pérdida ya es demasiado», dijo el reporte de la OMS.

Las estadísticas de la OMS demuestran que el suicidio es la segunda causa de muerte entre jóvenes de entre 15 y 29 años, y es la segunda entre las adolescente de 15 y 19 años, mientras que entre los hombres adolescente el suicidio es la tercera causa de muerte después de los accidentes de tránsitos.

La tasa global registrada por la Organización demuestra que cerca de 800 mil personas se suicidan anualmente, cifra que es superior a decesos por malaria, cáncer de mama, muertes por guerras u homicidios.