Por: Juan Peña Florez

Desde tiempos ancestrales hemos escuchado a nuestros abuelos, bisabuelos y de allí para atrás generaciones enteras, hablar sobre casos sobrenaturales inexplicables relacionados con el mal y la brujería o también lo que llaman “LA MAGIA NEGRA”, que solo son aquellos actos de liturgia cuya naturaleza, métodos u objetivos no son comúnmente aceptados por la sociedad como lo establece la enciclopedia libre, pero también lo relacionan como un tipo de hechicería y se define por la supuesta realización de los maleficios, ideados para producir infortunio, enfermedades o cualquier otro tipo de daño.

Todos estos actos esotéricos no son más que un conjunto de conocimientos y prácticas relacionados con la magia, la alquimia, la astrología, que no están basados en la experimentación de la ciencia.

Los Niños en Cruz

Los llamados ‘Niños en Cruz’ vienen de la santería.

En Cuba fabrican unos amuletos hechos de plomo o de madera que tienen grabada una cruz y sobre ella la figura de un niño.

Tiene raíces africanas, especialmente del Zaire, Ruanda y Mozambique.

Los africanos hacían estos amuletos en piedra, pero era un tipo de piedra porosa como la piedra pómez, fácilmente maniobrable.

En Colombia y las Antillas, así como en el Brasil, los ‘Niños en Cruz’ se usan como amuleto para proteger a los hijos, y están hechos de hierro, cobre, oro y plata.

Según las creencias de la santería, evitan el mal de ojo e ‘impiden que la gente perversa les roben el alma o el espíritu’ a los niños.

Todas estas creencias no solo quedan en el misterio, pues se ha comprobado que sí es verdad que existen los Niños en Cruz ya que personas que los poseen han relatado sus experiencias manifestando que estos “ANIMALITOS” les dan muchas habilidades en las tareas que tienen que ejercer, algunas de las personas se los colocan para hacer labores en el campo sin cansarse.

Al mundo criminal también llega este misterioso símbolo esotérico que le proporciona fuerza y poder que hace inmune a las balas e incluso invisibles a quienes los usan para que no sean capturados por las autoridades, de esta manera muchos delincuentes acuden a un brujo para que les tatúe varias cruces o le coloquen vía oral los niños en cruz para salvarlos de situaciones extremas y hacerlos inmunes a las balas, porque es tal el poder de protección que se les atribuye que se afirma que en caso de recibir un impacto de bala, la persona poseedora del Niño en Cruz no morirá hasta que les sean retirados del cuerpo los crucifijos por parte del brujo que los rezó.

Cómo se hace el pacto

Según manifiestan personas que hacen este tipo de trabajo de santería el Niño en Cruz se pacta de tres formas: tomado por medio de una bebida rezada, tatuado en cruces o incrustado. Para este último proceso, son alojadas en el cuerpo unas pequeñas placas de metal, las cuales recorren el cuerpo hasta encontrar el lugar de poder del alma. Algunos expertos en estos muñequitos manifiestan que son los amuletos más poderosos que hayan existido jamás. 

Los amuletos que se alimentan de la sangre y energía vital constantemente, tienen un poder de grandes dimensiones. Y lo de la maldición es cierta, pero tampoco es tan difícil deshacerse de ella, basta con que tengas a alguien que pueda heredarlos, o en su defecto un brujo o mago que sepa cómo sacarlos correctamente y darles camino con otra persona. O la forma más inteligente que es entregándole tu vida a Jesús, el Cristo, recomiendo en lo posible que sea un pastor evangélico 100% recto en su andar y testimonio el que se encargue de quitar esos muñequitos, porque si lo hace uno de esos charlatanes estafadores que abundan hoy en las pseudo iglesias evangélicas eso podría terminar muy mal. 

Según cuentan los que saben que Los Niños en Cruz deben colocarse en época de semana santa sobre todo los días jueves o viernes santo, otra de las hipótesis de los que son “Angelitos Protectores,” también se conocen en el mundo del esoterismo como la aseguranza.

Este hechizo se inicia con siete ‘baños’ previos al tatuaje: el mentol, las hierbas amargas, las hierbas dulces, el hielo picado y las esencias son los ingredientes de estos ‘cocteles’ que se vierten sobre el cuerpo mientras el brujo realiza sus conjuros. Se realiza en varias sesiones, y el último se efectúa en el mar.

En Córdoba y Montería existen personas que viven con los Niños en Cruz, de hecho cuentan sus historias y vivencias de cómo es el poder increíble que poseen sin mediar las consecuencias que esto les puede traer. Algunos han contado que se sienten arrepentidos de poseerlos pero como están en escenarios de un mundo lleno de peligro los mantienen dentro de su cuerpo. Para algunos sicarios es una manera de mantenerse dentro de su modus vivendi que es matar sin ser tocados en momentos que se llegue a un enfrentamiento, de esta manera generalmente portar estas aseguranza se ha convertido en sinónimo de crimen, todo lo contrario en épocas de nuestros bisabuelos que solo lo utilizaban para tener resistencia en el trabajo.

Otras de las dudas que se presentan es en el sentido que estos poderes los están asociando con el mal, pero revisando un poco la oración que según las personas que hacen estas prácticas hablan de los poderes de los arcángeles, Según el mundo místico, los siete arcángeles se consideran los representantes más directos de Dios en la Tierra, pues ellos están detrás del Padre, el Hijo y el Espíritu Santo. Él es el ángel más poderoso y Supernatural, tal es su poder que los ángeles están muy confiados sobre su victoria en el Apocalipsis, de hecho, el propio Lucifer admite en el episodio The End que Miguel es un adversario temible, Castiel, lo describe como inimaginablemente más poderoso que Rafael. 

Detrás de todo este mundo místico, oscuro y sobrenatural en Colombia y en Córdoba se han tejido historias y leyendas de hombres que podrían estar asociadas a estos poderes, es el caso de la leyenda del boche. Álvaro Díaz en una crónica lo describe de la siguiente manera: “El boche” cuyo significado es “diablo”, fue un nativo de nombre Manuel Hernández, de tez morena y grandes ojos, de contextura musculosa y brazos fuertes producto del ejercicio de su trabajo de machetero, pero este legendario personaje según historiadores tuvo un encuentro fatídico con uno de estos que lo hizo reaccionar de forma violenta en la hacienda donde trabajaba. Esto causó en el boche una transformación sobrenatural que lo llevó a asesinar a su patrón de una forma aterradora y que no había fuerza natural que lo detuviera.

Otras de las historias que existen es la de un famoso delincuente que siempre se le desaparecía repentinamente a la policía en el momento que lo tenían rodeado y finalmente a este “MORALITO” lo terminaron matando con balas rezadas que en la punta tenían Cruces.