Las víctima que desde tempranas horas de ese día habían sido reportadas como desaparecidos, fueron localizadas en un cañaduzal, a la altura del puente que conduce al antiguo vertedero de basuras de Navarro, extremo oriental de la ciudad.

Conmocionados se encuentran los habitantes de la ciudad de Cali, tras conocerse el asesinato cometido contra cinco amigos, quienes fueron localizados con signos de tortura la noche del martes, 11 de agosto.

Reportes preliminares de fuentes policiales indicaron que los infortunados, con edades comprendidas entre 14 y 18 años, presentaron signos de torturas. A algunos se le avistaron disparos , mientras otros tenían marcas de degollamiento.

Por el momento, las víctimas no han sido identificadas. Se espera que en las próximas horas los parientes acudan a la morgue a reconocer los cuerpos.

Las autoridades, por el momento, no manejan un móvil precisó en este hecho sangriento que se cometió cerca al barrio Llano Verde, uno de los más lejanos de la ciudad. La Policía cree que por lo solitario de este sector, los hampones decidieron cometer la mascare en esa área.

Por este hecho, se pronunció el alcalde de Cali, Jorge Ospina, quien manifestó no tener muchos detalles de lo ocurrido, sólo se limitó a indicar que la ciudad tiene hoy una actividad criminal cada vez más estructural, principalmente por el narcotráfico.

El alcalde dijo que la familia sostiene que los cinco jóvenes eran amigos, pero no se tiene claridad sobre los móviles del asesinato.

Ospina adelantó que ofrecerán una recompensa para quien brinde información sobre los autores del crimen.