Autoridades policiales identificaron plenamente a las víctimas mortales del siniestro aéreo ocurrido la tarde del martes, 13 de octubre, en la zona rural del municipio de Ubaté, Cundinamarca.

Los fallecidos corresponden a los nombres de Fabio Grandas Ramírez, un reconocido médico de Bogotá, quien piloteaba la nave; su esposa Mayerly Díaz Rojas, una abogada especialista en derecho de las telecomunicaciones.

Junto a la pareja iban una mujer identificada como Nuris Maza, quien también murió en el acto.

El único sobreviviente fue el hijo de la pareja, un bebé que fue resguardado en los brazos de su madre, factor que permitió que recibiera heridas y lograra salvarse del fuerte impacto.

El menor fue remitido al hospital de Cajicá, donde le brindaron los primeros auxilios, pero posteriormente fue remitido a la Fundación Santa Fe de Bogotá, donde se encuentra bajo observación médica.

El doctor Grandas obtuvo su título profesional en la Universidad Nacional, había trabajado con la Fundación Santa Fe, el hospital Universitario San Ignacio y la Clínica de los Nogales.

Desde hace varios años estaba vinculado con la Patrulla Aérea Civil, que realiza brigadas humanitarias a las poblaciones más alejadas y vulnerables del país, a quienes le brindan atención médica y quirúrgica.

Por esta labor social, el doctor Grandas recibió el Premio Rey de España a los Derechos Humanos.