El gobernador del Magdalena, Carlos Caicedo, rechazó la campaña de estigmatización contra el pueblo de Cuba desatada desde el gobierno de Iván Duque Márquez y desde la prensa privada afín a las políticas que tradicionalmente han regido los destinos de la nación colombiana.
El comunicado dirigido al primer mandatario recuerda la solidaridad que Cuba ha tenido con Colombia, especialmente en el desarrollo y culminación del proceso de paz con las guerrillas, así como en otros temas de vital importancia como el apoyo médico en tiempos de esta catástrofe sanitaria suscitada por la pandemia de la Covid-19.
Caicedo también exige al presidente Duque la protección de los funcionarios cubanos, así como de los líderes sociales, de los residentes cubanos en nuestro país y del Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba, pues sus vidas quedaron expuestas a la intolerancia, a la violencia y a la muerte luego del dudoso y poco soportado informe publicado en Revista Semana.

Esta es la carta dirigida por el gobernador Carlos Caicedo al presidente de Colombia Iván Duque:

Señor Presidente:
La Revista Semana, publicó un artículo titulado “Cuba: el dosier secreto” que sostiene, “revela un informe de carácter oficial que llegó recientemente a la Casa de Nariño, bajo el nombre de “Estrategia de injerencia cubana en asuntos de independencia y soberanía de Colombia” en el que “se advierte que hay planes cubanos para interferir en las elecciones de 2022, desestabilizar al país” e incluso, enfatizan, la seguridad nacional podría estar en riesgo.

El contenido del artículo y el dosier sobre el que se basa, contiene una serie de acusaciones que se constituyen en una amenaza directa contra los funcionarios de la embajada, así como contra los ciudadanos cubanos que viven en Colombia afectando, además, de manera directa, las relaciones diplomáticas entre Colombia y la República de Cuba.

Estas relaciones han permitido, entre otras cosas, el aporte del pueblo cubano y su gobierno a la facilitación de las negociaciones de paz, en varios episodios de la vida nacional, siendo los últimos, el acuerdo que puso fin al conflicto con las FARC en el 2016, y las negociaciones truncadas con el ELN y el Gobierno Nacional en el 2018. Cuba es referente mundial por su política de solidaridad con los pueblos que sufren las tragedias del cambio climático y la pobreza, en tanto sus contribuciones en avances en biotecnología, así como las brigadas médicas enviadas a decenas de países.

En medio de la pandemia del COVID -19, despliegan presencia en naciones de los cinco continentes, que los ha hecho merecedores de diversos reconocimientos de las Naciones Unidas, gobiernos y ciudadanos. En el mismo sentido, diversos territorios de Colombia, se han beneficiado históricamente en anteriores gobiernos, incluidos los 2 periodos del Expresidente Uribe, de los avances en deporte y educación de Cuba, lo que nos ha llevado a obtener medallas olímpicas para nuestro país gracias a entrenadores cubanos; o municipios sin analfabetas por el modelo de alfabetización de Cuba reconocido por la UNESCO.

El informe en cuestión, además, estigmatiza a gobiernos departamentales y locales que se han favorecido con la ayuda derivada de la contribución de los avances científicos en salud, educación y deporte, en los que Cuba se destaca mundialmente, así como a organizaciones de la sociedad civil que han practicado desde hace más de 30 años el ejercicio legítimo de la solidaridad con la hermana República y se agrupan en el Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba.

No quisiéramos pensar que estamos frente a la puesta en marcha de una estrategia mediática de sectores de la ultra derecha, que, con miras a las elecciones de 2022, busca escalar la confrontación entre pueblos hermanos, alienta la política belicosa del Gobierno del cuestionado Expresidente Trump, amenaza a los sectores de oposición en Colombia del que yo hago parte, y pone en peligro la vida de líderes que abanderan ideas diferentes a las del establecimiento político tradicional.

Señor Presidente, solicitamos de Usted como jefe de Estado garantías y protección a la Embajada de la República de Cuba en el país, en especial al Señor Embajador José Luis Ponce, a los funcionarios del cuerpo diplomático y a los miles de cubanos y cubanas que residen en Colombia y a quienes cumplen tareas humanitarias. En el mismo sentido, exigimos protección inmediata a los líderes sociales y organizaciones de la sociedad civil que en el país integran el Movimiento Colombiano de Solidaridad con Cuba, quienes han sido estigmatizados con éste burdo informe de inteligencia que, sale de la Casa de Nariño y es promulgado por la Revista Semana, y cuyas vidas corren peligro.

El manejo de las relaciones diplomáticas de Colombia, no pueden basarse en suposiciones sobre espionaje, ni en posturas ideológicas subjetivas construidos para plataformas mediáticas que erosionan las relaciones con los gobiernos con los que se tienen divergencias políticas. Es fundamental desestimular el conflicto armado encontrando para ello múltiples aliados en el campo internacional. Acciones como estas solo obstaculizan y aniquilan los anhelos de paz del pueblo.

La Comunidad Internacional, los países garantes de los Acuerdos de Paz y facilitadores de las negociaciones con el ELN, el Secretario General de las Naciones Unidas y la Misión de Verificación en Colombia, el ex Vice Presidente de los Estados Unidos y hoy presidente electo Joe Biden, el Papa Francisco, y buena parte de sociedad civil mundial; han apoyado y defendido la paz de Colombia, su estabilidad democrática y la vida e integridad de los sectores de oposición y líderes sociales. No es momento de enviarles un mensaje de ingratitud, difamando el honor de un país como Cuba que siempre ha apoyado la Paz de Colombia y el respeto a los acuerdos que apelan por la reconciliación en nuestro país.

Boletín de prensa.