Foto: ilustrativa.

A pesar de las recomendaciones y las prohibiciones de aglomeraciones sociales que han hecho las autoridades de salud en el marco de la pandemia de la COVID-19, en el departamento de Sucre una parte de la población parece haberse olvidado de la enfermedad y celebraron fiestas en corraleja. 

Como si de personas inmunes al virus se tratara, en el municipio Buenavista se reunieron este fin de semana en un evento que contó con palcos, embarcadero y toriles. 

Alberto Correa, personero municipal, dijo en entrevista con El Heraldo, que la administración no tenía conocimiento de la realización de estas fiestas, y que se dieron por enterados por medio de un video que circuló en redes sociales y de denuncias ciudadanas que afirmaban que allí no se estaban cumpliendo ningún protocolo de bioseguridad. 

Correa explicó que según lo que se ha indagado, esta era una corraleja de índole privado, a la que acudieron otros hacendados de la zona y vecinos del lugar. 

De manera extraoficial se conoció que uno de los hijos del propietario de la finca, fue herido por uno los toros, por lo que fue llevado hasta Sincelejo en donde lo intervinieron quirúrgicamente.