El alcalde del municipio de Sincelejo, Andrés Gómez Martínez, se pronunció tras los hechos violentos registrados la tarde de este viernes, 22 de enero, en la sede de la administración municipal, donde decenas de mototaxistas intentaron ingresar a la fuerza, por lo que funcionarios del Escuadrón Móvil Antidisturbios (Esmad) tuvieron que dispersar la manifestación.

La máxima autoridad de la capital sucreña a través de un comunicado de prensa rechazó el accionar e indicó que ya tenían conocimiento de la protesta y que le habían solicitado a los manifestantes escoger una delegación integrada por 10 voceros, pero la propuesta fue rechazada.

El mandatario municipal acotó que en su administración siempre han estado prestos a entablar mesas de diálogo como la realizada el pasado 7 de diciembre de 2020, donde con el gremio de mototaxistas acordaron varios temas de movilidad y seguridad en el municipio.

Gómez Martínez catalogó lo ocurrido como un “acto vandálico” que, según su criterio, fue propiciado por un grupo reducido de motociclistas que no permitieron que se desarrollaran la reunión.

 “Queremos ser claros en que este tipo de acciones violentas no serán permitidas. Siempre hemos trabajado y construido nuestras políticas de seguridad pensando en el bienestar  de la ciudadanía en esta época de pandemia”, manifestó el mandatario.

El burgomaestre  en la misiva detalló que del 20 de octubre de 2020 hasta el 10 de enero de este año en curso han sido retenidas en la ciudad que gobierna 2.504 motocicletas: 1.205 por no portar seguro obligatorio de accidente de tránsito; 590 por falta de atención tecnomecánica; 171 por no portar licencia de conducción; 57 por no usar casco; 62 por mal estacionamiento; 148 por otras infracciones; y 271 por infringir los decretos que prohíben parrilleros los días viernes y el ingreso al Área de Movilidad Segura.

En contexto

La marcha de los mototaxistas comenzó desde tempranas horas de este viernes. Su objetivo era llegar a la sede municipal para plantearle al  alcalde una serie de denuncias, entre las que destacan la persecución policial y el despliegue de grúas con funcionarios que le impiden ejercer sus labores.

A sólo metros de llegar a la administración municipal se toparon con el escuadrón policial que les impidió el paso, lo que conllevó a los hechos violentos que han quedado registrados en videos.

Aunque el alcalde en la misiva acotó que habían dos capturados, fuentes policiales confirmaron la detención de cinco personas, quienes fueron identificadas como Juan Sehuanes, de 30 años; José Lagares Pérez, de 32 años; Gabriel Suárez Estrada, de 22 años; Carlos Rincón Rambauth, de 26 años; y José González Meza. Todos fueron puestos a la orden de la Fiscalía.