Paula Andrea Morales Soto, secretaria de educación del departamento de Córdoba,  fue suspendida de su cargo, tras una sentencia de la Procuraduría General, por  presuntas irregularidades en el reconocimiento y pagos de cesantías a docentes durante el 2019.

Se conoció que el doctor Nicolás Baruil Flórez, máxima autoridad de la Procuraduría en Córdoba, ordenó el inicio de la investigación disciplinaria y dictaminó la suspensión de Morales Soto, durante un periodo de tres meses, mientras realizan el proceso de indagatoria en el denominado caso ‘El Cartel de las Cesantías’.

Aparentemente los alegatos para decisión es que terceros presentaron información falsa para acceder a los beneficios de cesantías. La Procuraduría presume la responsabilidad de Morales, debido a que una de sus funciones es expedir los actos administrativos que ordena el pago  de cesantías al personal docente adscrito a la Secretaría de Educación.

Morales Soto habría cometido presunta omisión en la verificación de los requisitos para entregar dicho beneficio. La decisión causa asombro dentro de la cartera de educación, debido a que fue la misma Morales quien denunció ante la Fiscalía General de la Nación las irregularidades que se estaban presentando en el sector educativo.

Por el caso se pronunció la gobernadora del departamento, Sandra Devia Ruíz, quien apuntó que una vez se conoció la decisión pidió el informe respectivo del área de educación para verificar los alegatos de la Procuraduría.

Asimismo, Devia Ruíz apuntó que de inmediato acató la decisión que conllevó a poner en el cargo en calidad de encargado a Ernesto Vergara, quien ocupaba el cargo de Secretario de Competitividad y Cooperación Internacional.