Por: Andrés Calle

“Mis últimos días en la vida política” amenaza tácita y pública de un personaje oscuro. Recuerda aquellos momentos trágicos que vivió el país, cuando grandes hombres del nuevo liberalismo, se negaron a que nos convirtiéramos en un narco Estado, sometido a los intereses de quienes usaban el terrorismo y los dineros calientes para arrodillar a una nación. En esos momentos Pablo Escobar ante las cámaras de televisión señalaba al ministro de justicia Lara Bonilla; el narcotraficante buscaba a toda costa desacreditarlo y anularlo políticamente. Decía: “el señor ministro de justicia me acusó en forma injusta, y lo he denunciado penalmente por que ha incurrido en el delito de calumnia, que el código penal castiga con 4 años de prisión”.

   Luego de tratar de anularlo políticamente, Escobar decidió acabar con la vida del ministro que había emprendido una lucha contra el tráfico de drogas. 


Galán en ese momento señalaba de manera precisa: “el fenómeno del narcotrafico es una de las amenazas más terribles que existen contra la libertad y la justicia en el mundo”.


El sur de Cordoba quiere La Paz y la reconciliación, avanzar con dignidad hacia la solución de los verdaderos problemas. Seguiremos insistiendo en las libertades democráticas, los derechos de nuestras victimas a la verdad, justicia y reparación integral, el acceso de nuestros campesinos a la tierra, la posibilidad de superar el conflicto y vivir en Paz  y la productividad del campo. Nuestra región merece avanzar de la mano de su población que siempre ha anhelado La Paz y la legalidad. “Ni un paso atrás, siempre adelante”.