Por: J. J. Rubiano
En alerta se encuentra el Instituto Nacional de Salud (INS), por el aumento de la letalidad por los accidentes ofídicos (mordeduras de serpientes) en diferentes ciudades del país donde se adelanta una estricta vigilancia a los casos reportados.
«En Colombia, en el año 2020, la incidencia de accidente ofídico fue de 9,7 por cada 100.000 habitantes con una letalidad de 0,86%, esta última en aumento», indica el más reciente boletín epidemiológico.
Además, los departamentos con mayor incidencia de morbilidad en 2020 fueron:
Guaviare: 197 casos por 100.000 habitantes
Vaupés: 132 por 100.000 habitantes
Amazonas: 52 por 10.000 habitantes
Asimismo, durante 2020, los departamentos de más casos casos en números absolutos son:
Antioquia: 662
Norte de Santander: 398
Córdoba: 297
De otro lado, se encontró que a nivel nacional el uso de antivenenos es de 85 %, en promedio, en casos de mordeduras de serpientes con algún grado de envenenamiento. En Bogotá es del 100 %. Sin embargo, hay departamentos y ciudades con menos del 50 %. En Cali, por ejemplo, es de apenas el 43 %. En Atlántico, de solo 35 %. Y en Quindío y Valle, de 14 % y 10 %, respectivamente.
«La no intervención oportuna del accidente ofídico puede causar secuelas, discapacidad y mortalidad prevenible», explica el INS.
Marta Ospina, Director del INS, señaló que durante 2021 se aumentará la identificación del género a través del nombre común de la serpiente o descripción de la clínica del envenenamiento.
«También queremos fomentar el registro de los datos de farmacovigilancia, específicamente las casillas relacionadas con antivenenos utilizados, que son analizados por el área de la dirección de producción del INS», sostuvo.