Desde tempranas horas de este sábado, 27 de marzo, se desarrolla una protesta en el municipio de Tierralta, donde los ciudadanos salieron a las calles para protestar contra los feminicidios que se han registrado en esa jurisdicción cordobesa.

En lo que va de 2021 ya registran dos crímenes contra mujeres: el primero fue contra Yohelis Herrera Ortega, a quien su pareja sentimental le quitó la vida inyectándole un líquido para caballos en el vientre, mientras que el último hecho lamentable ocurrió el pasado miércoles, cuando hallaron dentro de un costal el cadáver de Karina Paola Cuesta Ortega, de 25 años de edad.

Ante esta violencia desatada en contra de las mujeres, los lugareños con pancartas en mano y consignas gritadas a todo pulmón alzaron su voz frente a la administración municipal y posteriormente en la sede de la Fiscalía.

En ambos sitios hicieron un llamado a los diferentes niveles de gobiernos para que brinden garantía y protección a la mujer ante estos hechos.

«Señor presidente Iván Duque; señor gobernador (Orlando Benítez); doctor Daniel Montero (alcalde de Tierralta); y señor secretario de Gobierno; en Córdoba, en Tierralta y en Colombia necesitamos garantías para las mujeres», manifestó una de las líderes de la marcha, quien al mismo tiempo hizo un llamado a los gobernantes para que sancionen a la EPS que se niegan a prestarle el servicio a la mujer cuando lo requieren, considerando como un abuso y violación para la salud de las féminas.

Los manifestantes también hicieron un llamado enérgico a la Fiscalía y a todos los órganos judiciales para que investiguen a fondo y así se pueda acabar la impunidad.

Indicaron que «basta ya de carteleras y de reuniones». Solicitaron con urgencia acciones concretas que no queden en la palabra y en el papel, sino en el accionar.

En la protesta también recordaron el feminicidio perpetrado en 2019 contra María del Pilar Hurtado, del cual dijeron quedó engavetado y en la impunidad.