Desde tempranas horas de este jueves, 27 de mayo, la minga indígena del Alto Sinú que se instaló en el parque Simón Bolívar de Montería como una forma de protestas por la violencia desatada en sus territorios, se tomó las instalaciones de la Gobernación de Córdoba en aras de ser escuchados y recibir respuestas prontas a sus requerimientos. 

En un comunicado emitido por los líderes de los mingueros de la comunidad Embera Katio, se pone de manifiesto que “continúan los sobrevuelos de aeronaves en nuestros territorios, que siguen los “retenes en los ríos con lanchas fuertemente armadas que impiden la movilización de alimentos e insumos” y destacan que aún impera en sus resguardos el “maltrato por parte de la fuerza pública”. 

De igual forma, en el texto los indígenas explican que sigue la presencia militar en su territorio y que varios jóvenes fueron reclutados por el Ejército. Sin embargo, habrían sido liberados por presión de la comunidad. 

“Todo lo anterior ha generado el desplazamiento de más de 50 familias del resguardo Embera Katio del Alto Sinú, los cuales poco a poco van llegando a la capital del departamento de Córdoba; tenemos información del inicio de un nuevo desplazamiento, de continuar así todo el pueblo Embera se desplazará hacia Montería”, se lee en el texto. 

Actualmente los indígenas están apostados tanto al frente como detrás de la sede de la Gobernación, bloqueando el ingreso de los trabajadores. 

Noticia en desarrollo…