Nuevamente la directora de la Caja de Compensación Familiar de Córdoba fue notificada de la liberación de otros recursos financieros pertenecientes a la entidad, por el orden de los 2 mil 810 millones de pesos, que habían sido embargados por motivo de las demandas en contra del proceso de liquidación del programa de salud EPS Comfacor, y que no debieron ser congelados, dado a que pertenecen a cuentas de los servicios sociales de la Caja y no de salud.

La gerente del banco Scotiabank Colpatria en Montería, Elisa Lengua Martínez, visitó con su equipo las instalaciones de Comfacor para informar personalmente a la directora, la liberación de las cuentas y presentarle la propuesta de sus servicios con el compromiso de seguir protegiendo los recursos de los trabajadores cordobeses.

La oferta de servicio integral propone el manejo de la nómina de Comfacor con beneficios de acceso, para los colaboradores, de servicios financieros sin ningún costo adicional como consignaciones nacionales, transferencias a otros bancos, exoneración del 4 x 1000 acorde a la Ley, adelanto de salario hasta del 40% sin interés (lo cual evita el préstamo con altas tasas de interés en otras entidades), cero cuotas de manejo, retiros ilimitados y sin ningún costo en sus cajeros, en Servibanca, en almacenes aliados como ARA, entre otros.

“Reiteramos nuestro compromiso para ayudar a Comfacor a salvaguardar sus intereses financieros, así como la extensión de los servicios a sus empresa y afiliados, incluso en los créditos preaprobados en 5 minutos. El último estudio financiero, nos ubica con la tasa de préstamo más baja del mercado para créditos hipotecarios con una financiación de hasta el 80% del inmueble. Colpatria cuenta con el respaldo de Scotiabank a nivel internacional, tenemos la calificación de riesgos AAA (triple a) en Colombia y AA (doble a) en el mundo, de las más altas, confirmando nuestra solidez y desempeño en aras de garantizar la estabilidad financiera y protección de nuestros clientes” afirmó la gerente del banco.

Contexto

Debido a la crisis financiera que desató el proceso de liquidación del programa de salud EPS Comfacor, las acciones jurídicas que emprendieron algunas IPS, llevaron al embargo de cuentas bancarias de la Caja de Compensación Familiar de Córdoba, destinadas a los programas sociales de la misma y no pertenecían a la EPS.

No obstante, por la misma naturaleza y el sistema de las cajas de compensación, estas cuentas, pertenecientes a FOVIS (Vivienda) y FOSFEC (empleo y desempleo) son cuentas que la misma norma establece como inembargables, y que ahora, gracias a la gestión jurídica de la actual administración y de la directora Marta Sáenz, en su rol de agente liquidadora del programa de salud, lograron descongelar $3.720 millones la semana pasada con el banco AV Villas y esta semana, $2.810 millones, para un total superior a 6 mil 500 millones de pesos, que se tenían embargados desde periodos anteriores, lo que permite que los servicios de Vivienda y Empleo sigan teniendo mayor disponibilidad de recursos para aumentar la cobertura de los beneficios que se entregan a la población afiliada y cesante de la Caja.

Marta Sáenz, manifestó que su equipo seguirá en la tarea jurídica para defender los recursos que le pertenecen a la Caja y a su vez, garantizar que el proceso de liquidación del programa de salud de EPS Comfacor siga su curso de manera exitosa para todos.