Próximamente comenzarán las ejecuciones de las obras de estabilización y protección, específicamente en los sectores boca del Mañe y barrio la Fe, puntos catalogados como críticos.

Con sus desarrollos se logrará controlar la erosión y se mitigará el riesgo de inundaciones en el casco urbano del territorio.

Cabe resaltar que estos dos proyectos fueron presentados por la administración Trabajemos Juntos dirigida por el alcalde Harving Espitia Arteaga ante la Unidad Nacional Para la Gestión del Riesgo, entidad que les dio viabilidad técnica, les asignó los recursos y contrató sus ejecuciones.

“Ya son más de 15 mil millones los que se han gestionado para atender y controlar cuatro de los puntos críticos existentes en el municipio durante los primeros 18 meses de mi gobierno”, aseguró el alcalde.