Tal día como hoy se cumplen 16 años de aquel fatídico día en el que fue asesinado el diputado liberal Orlando Benítez Palencia, padre del actual gobernador de Córdoba, Orlando Benítez Mora.

El experimentado político fue interceptado, la noche del 10 de abril de 2005, por hombres armados cuando iba a bordo de una camioneta por el municipio de Valencia. Allí le dispararon hasta segarle la vida.

Junto a Benítez Palencia, quien era un luchador de los derechos de los más desposeídos, iba su hermana Iris Benítez Palencia y el conductor de la unidad, Francisco Mestra, quienes también perdieron la vida.

Inmediatamente, las autoridades comenzaron las investigaciones que apuntaban a paramilitares como responsables de este hecho que se daba en medio de diálogos entre el Gobierno y los «paras».

Dos años después, establecieron que Albeiro Manuel Gómez Martínez, alias ‘Cobra’, de 36 años, reinsertado del bloque Héroes de Tolová de las autodefensas, fue, según la Fiscalía, quien disparó contra Benítez Palencia, su hermana y su conductor.

Las autoridades sostuvieron que la orden habría sido impartida por el ex jefe paramilitar Diego Murillo Bejarano, alias ‘Don Berna’, quien fue capturado por este crimen.

A pesar de que hubo capturas y las investigaciones no se detuvieron, el gobernador Benítez Mora sostiene que aún hay más dudas que respuestas sobre el asesinato que fue repudiado por el pueblo cordobés que veía en Benítez Palencia la esperanza para un mejor desarrollo en la región.

La mañana de este sábado, el gobernador Benítez usó su cuenta en Twitter para recordar este lamentable suceso:

«Hoy hace 16 años mi familia perdió a mi Padre y #Córdoba perdió un diputado.
Aún hay más dudas que respuestas sobre tu asesinato. Mientras tanto aquí mi madre, mis herman@s, tus niet@s que no te dejaron conocer en esta vida seguimos de la mano de Dios y trabajando por el pueblo», trinó el mandatario.