Tras la circulación de varias fotografías donde se visualiza al líder opositor venezolano, Juan Guaidó con miembros del grupo de narcomilitares “Los Rastrojos”, el presidente encargado de Venezuela salió al paso y explicó los motivos.

Según Guaidó, él ingresó a territorio colombiano sin la ayuda de estos grupos criminales. Además, aseguró que, al cruzar, lo recibieron “ciudadanos de la frontera, y luego parte del equipo que me estaba esperando para mi resguardo”.

Ante esas declaraciones se pronunció Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar en Norte de Santander, quien indicó que los habitantes de la frontera denunciaron que los delincuentes (Los Rastrojos) los obligaron a encerrase en sus casas hasta que el jefe del Parlamento venezolano fuese recogido “por funcionarios de la alcaldía de Cúcuta”.

Guaidó dijo que para él era difícil saber con quien se tomaba fotos ese día porque eran muchas personas con las que compartió en río, donde tuvo que bajarse para conversar con cientos de personas que clamaban su presencia.

El político venezolano aseguró que celebraría “que los hombres de las fotos estén presos, si es que son de grupos irregulares”.