Ante las venideras elecciones programadas para el próximo 27 de octubre, donde varios líderes sociales aspiran a ocupar un cargo entre los más de 1.400 hombres y mujeres que se inscribieron para la elección popular, se pronunció la gobernadora de Córdoba, Sandra Devia, quien avizoró un inminente peligro para estos líderes que en la mayoría los casos han recibido amenazas.

Devia apuntó que para evitar que ocurran hechos violentos en el departamento pondrá en marcha el plan democracia que tiene como objetivo principal, vigilar con mayor eficacia la seguridad de estos líderes que se encuentran concentrados mayormente en los municipios de Tierralta, Montelíbano, San José de Uré, Puerto Libertador, San Antero, Valencia, Moñito y Puerto Escondido.

La mandataria indicó que se encuentra estudiando el mapa de riesgo electoral y riesgo político para saber en dónde central la mayor parte de la seguridad que desde hace varios días se viene poniendo en marcha con la activación de las Fuerzas de Seguridad en las diferentes jurisdicciones.

Como se recordará, el departamento de Córdoba es considerado como una de las geografías donde mayormente comenten crímenes contra líderes sociales. Hasta el momento 40 casos de amenazas en lo que va de año han sido registrados por los entes políticos, de seguridad y derechos humanos.

Por estos alarmantes casos se ha pronunciado Andrés Chica Durango, defensor de los derechos humanos, quien le ha exigido al Gobierno Nacional mayor atención para los líderes que se encuentran en situación de peligro por parte de los grupos armados que se quieren apoderar de las zonas donde estos luchadores realizan sus trabajos sociales.